ACTITUD CORRECTA

Vamos a revelar un secreto, una pista, una clave que podrá entregarte un gran entendimiento de lo que es la flaqueza de las personas y que puede  incluso enfermarla.
Una acción da origen a un hábito. El hábito da vida al carácter. El carácter da ida al ¡destino!
Cuando estás feliz, tus emociones ruinas se disipan, pero muchas veces, tu felicidad está asociada con algo que acontece externamente y no depende de ti, y así, esos sentimientos ruines pueden volver una y otra
vez, haciendo que tu estado de felicidad se vaya.
Sin embargo, muchas de nosotras no sabemos que el estado de felicidad es un trabajo que debe ser constante, algo que debemos cultivar diariamente con amor y paciencia.
Muchas ramas tradicionales místicas hablan sobre el karma. Podemos llegar a concluir que el karma es tu auto estima. El karma es lo mismo que nuestro destino y nuestro destino es nuestro carácter que proviene de nuestros hábitos y
de nuestras acciones.
Cuando una persona está actuando “normalmente” en el diario vivir, no se da cuenta que está actuando como lo hicieron sus padres, sus abuelos y muchas otras personas que existieron antes que él o ella.

Toda familia tiene sus acciones, sus hábitos y su carácter. Cuando estamos conscientes de cada cosa pequeña que hacemos, es cuando la conciencia ayudará efectivamente a quemar las emociones negativas o hacer que el “karma” negativo se vaya.

Debemos entender que la base de lo que llamamos karma son las actitudes propias. Muchas personas se consideran débiles, inseguras; no son capaces de hacer algo, sienten que no son amados por Dios o por las personas. Se sienten ofendidas con todo.

Este pensamiento pesimista actúa sobre uno mismo y poco a poco crea la debilidad en la persona; todo lo que la persona acredita se vuelve realidad, construyendo un mal destino.

Entonces ¿cómo se puede construir un buen destino?

Teniendo actitudes buenas y fuertes. Pensamientos y emociones fuertes y positivas sobre uno mismo. Es sacrificar la propia actitud negativa, la actitud débil creada por los pensamientos pesimistas.

Es muy fácil hablar. Si ya lo experimentaste, sabrás que en la práctica es difícil librarse de una actitud de estas características y más que buena voluntad, se necesita conocimiento y una base fuerte dentro de ti misma, para superar
una actitud negativa del pasado.

Por esta razón, creamos el Templo de las Diosas para que los conocimientos de todas las tradiciones del pasado, que enseñan a cómo ser feliz, que enseñan sobre la naturaleza de la mujer, la naturaleza femenina, te puedan enseñar a comenzar a desarrollar esa base y esa fortaleza que es tu esencia femenina.

¡Bienvenida!