ROJO= CENTRO DEL MOVIMIENTO / DE LOS HÁBITOS.


“El centro rojo es el centro y la fuerza que está detrás de nuestros movimientos, acciones y hábitos. Por tratarse del cuerpo físico, tiene tendencia a la agresividad y a las actividades físicas”

La rutina forma parte del centro rojo. Está relacionado a todos los movimientos que hacemos de manera automática. Algunos ejemplos de acciones rutinarias son: cepillarse los dientes, caminar, etc. Esto ocurre porque el rojo funciona automáticamente, permitiéndonos permanecer con la cabeza libre para poder poner atención a otras cosas. Otro ejemplo es cuando uno camina; es posible pensar en otras cosas, a la vez que se hace esta acción. ¡Esto es fantástico! Pero debemos ser cuidadosos de que este ‘robot sirviente’ no domine la casa, nuestra vida y pase a caminar en frente, en el modo de piloto automático.
También es bastante agresivo y competitivo, de esta forma, le gusta discutir. Ya que le gustan los hábitos, puede ser rígido e inflexible. Por eso tenemos que entrenarlo para que sea flexible. En los niveles energéticos más altos, le gusta el orden y en los más bajos, actúa con brutalidad.

Lugares en el cuerpo: estómago, músculos, sangre, lado racional del cerebro.
Profesiones típicas: atleta, administrador, soldado, etc.

Palabras asociadas:

  • Rutina
  • Hábito
  • Robótico
  • Sistemático
  • Automatismo
  • Competición
  • Acción
  • Agresividad
  • Fuerza
  • Controlador
  • Dominador
  • Resistente
  • Firmeza

En un viaje, el centro rojo es el responsable de preparar todas las cosas necesarias que un viaje requiere: comprar pasajes, comprar las maletas, hacer las maletas, etc. Es práctico.

  1. Problemas y distorsiones en el rojo: tirano, rígido, habitual en exceso, preso de la rutina, dominante, grosero, rudo, preso de las mismas ideas (limitado), agresivo, etc.
  2. Falta de desarrollo del rojo: falta de salud, falta de regularidad, de constancia, de firmeza; falta de resistencia y persistencia (persona “blanda”, perezosa)
  3. Rojo positivo: regular, dispuesto, fuerte, saludable (no se descuida físicamente) organizado, listo, flexible y adaptable.