DIANA

¡Hola, guerreras!
Soy Diana, la diosa de la luna y la caza, más conocida como la diosa de la castidad por ser muy celosa de  mi virginidad.
Una de mis aventuras más famosas fue cuando transformé al cazador Acteón en un alce porque estaba mirándome mientras me bañaba. Soy indiferente a las pasiones humanas y me dedico a la protección de los animales salvajes y de los domésticos. Lucho por la vida en libertad. 
Conseguí el permiso de mi padre para no casarme y mantenerme siempre casta. Mi decisión preocupó a mi padre y por esta razón me dio un séquito de sesenta Oceánidas y veinte ninfas que al  igual que yo, renunciaron al matrimonio. 
Llevo un arco y una aljaba llena de temibles flechas y muy precisas. Junto con mis compañeras las Amazonas, guerreras y cazadoras, somos independientes del juego de los hombres. Si quieres mantener el mínimo de dignidad entre los sexos opuestos, únete a nuestra lucha en el Templo de las Diosas. ¡Adelante, compañeras!